miércoles, 29 de junio de 2016

Una tregua para nuestra relación!

Hubiese preferido tener contigo una relación como una luna de miel eterna. Pero ya ha habido indicaciones de que nuestra relación no es igual que antes, que ya no me place igual sentarme contigo y dedicarte tiempo. La verdad, te digo, que te he estado evitando y me he sentido un tanto decepcionado. Me gustaba pensar que esos sentimientos pertenecían al pasado y se había ido con personas, situaciones y facetas personales ya superadas; que contigo, las cosas iban a ser diferentes!

Al principio estuve muy entusiasmado. A pesar de que te conocía de antes y habíamos tenido una cierta relación, lo que comenzó entre nosotros hace dos años fue algo completamente inédito. Me sentía escuchado y apoyado. Tenía la sensación de que  podía expresarme abiertamente sin ser juzgado o rechazado. Y esto me hacía sentir mucho mejor.

Claro que hubo problemas, como es normal. A veces no tenía suficiente tiempo para dedicarte. A veces los preparativos necesarios para poder tener un verdadero encuentro consumían todo mi tiempo disponible. También, sucedía a veces que simplemente no tenía la menor idea de qué decir, qué rumbo tomar. Pero siempre, todo esto, ocurría con la convicción y el sentimiento de que se trataba de algo circunstancial, que las cosas mejorarían.

Pero las cosas han cambiado.

Supongo que era un tanto iluso soñar con una relación perfecta. Tal vez lo más maduro sea enfrentar que siempre hay dificultades y que hay que superarlas.

Comencé a sentir distancia contigo. Pensé que era algo pasajero. Pero me di cuenta que antes, cuando esto sucedía, a pesar de todo, anhelaba estar contigo. En cambio, ahora no te he tenido presente.

Es cierto que he estado un poco desanimado y no con la mejor salud. Pero sé que además de eso, hay algo más. Pero no quiero dejarte de lado sólo porque surjan dificultades. Así que decidí enfrentar esto conmigo mismo y revisarlo. Y lo que me di cuenta es que encontrarme contigo me remueve las cosas por dentro y por ahora no me he sentido con ganas de volver a enfrentar eso.

Al inicio, expresarme contigo era una experiencia liberadora. Aunque la trama y los personajes de la novela que escribo son producto de la imaginación, el combustible que uso para crear proviene de los sentimientos asociados con mi propia vida. Al escribir, lograba poner orden a mis sentimientos y usarlos para crear. Esto me ayudaba a comprenderme mejor y a sacar de dentro de mí todo lo que tenía guardado.

Pero ahora, te he estado sacando el cuerpo, Escribir, porque mis reservas de energía han estado un tanto bajas. Temo que al tomar mi memoria emocional como palanca para realizar el trabajo creativo, pueda debilitarme más. Pero también me preocupa que no quiera volver a remover los sentimientos que me impulsaron a este proyecto contigo de crear una Novela, que creo ya están sanando y que siento que por fin estoy dejando atrás. 

4 comentarios:

  1. Victor me encantó! .... En especial las metáforas. .. Muy bueno!

    ResponderEliminar
  2. Victor, que buen escrito, gustó mucho...

    ResponderEliminar
  3. Víctor, me gusta la honestidad de tu escrito. Y muy buena la analogía de la relación para expresar tus sentimientos. :)

    ResponderEliminar