viernes, 10 de mayo de 2019

Platón y Gastón

Cuento de: Antonio Montecalvo


A:    Estando aquí, en medio de este lugar, y conociéndonos tanto, ¿de qué podemos hablar?

B:    Podríamos hablar de lo que quisiéramos.

A:    No deberiamos de cualquier tontería..

B:    ¿Quieres hablar de algo importante?

A:    Importante, sí.

B:    ¿Importante como qué, cómo algo cultural?

A:    Podríamos hablar de algo cultural.

B:   ¿Algo cultural como, agricultura, o, vinicultura, o más bien algo más intrínsecamente humano, como puericultura?

A:    De puericultura me vendría bien, tengo un nieto adolescente.

B:    Estamos en medio de este espacio público tan hermoso, estamos rodeados de tantos objetos históricos y de tantas personas, ¿te parece que hablemos de puericultura?, mejor hablemos de estas personas, ¿qué crees que hacen acá?

A:    Turismo, como todos, caminan rápidamente para conocerlo todo, tomarse selfies y postearlas en Instagram para atestiguar que estuvieron acá.

B:    Parece ser así, parece que se mueven rápidamente para poder estar en todos los sitios, o al menos en la mayor cantidad de sitios, pero lo que realmente pareciera, es que no se mueven para estar sino por el contrario para no estar. Aquí estamos nosotros, sentados acá, como todos los sábados en la tarde, y no necesitamos movernos para estar, estamos, y estando nos movemos.

A:    Nosotros no necesitamos movernos porque pertenecemos a este lugar, como no somos turistas lo conocemos bien, esta es nuestra casa, pero de resto, poco o nada te estoy entendiendo.

B:    En realidad es muy sencillo, recuerdo un ejercicio a resolver en la universidad, basado en un escrito del filósofo francés Gastón Bachelard, en el cual debíamos plasmar en una obra artística el momento de la quieta espera luego de que habiendo tomado un ladrillo en nuestras manos lo hubiésemos lanzado al aire en perfecta línea recta sobre nuestras cabezas. En el ejercicio la persona no tenía un movimiento aparente, es decir, como nosotros que estamos aquí sentados sin ir a ningún lado, pero era indudable que la imagen estaba plena de movimiento, el ladrillo estaba en movimiento, eso lo sabíamos, sin embargo, la angustia que causa esa imagen, acaso no es una viva expresión de movimiento; acaso nuestras neuronas haciendo sinapsis tratando de resolver el dilema de un ladrillo que está subiendo en forma vertical y que irremediablemente bajará y caerá sobre nuestra cabeza no es otra viva expresión de movimiento; acaso el aumento de nuestras pulsaciones sanguíneas al punto de sentir como nuestro corazón bombea más cantidad y a mayor velocidad, sangre por nuestras arterias no es una sublime expresión de que tenemos movimiento dentro de nuestros cuerpos y estamos vivos; acaso pensar que estamos en un lugar físico llamado Planeta Tierra que rota a una velocidad de 25 Km/h no nos hace guardar la esperanza de que habiendo lanzado aquel ladrillo lo suficientemente alto, esa fuerza horizontal tuviese el poder de desviar ese ladrillo en su movimiento vertical y lográsemos, por pura fortuna física, que ese ladrillo cayera en un lugar distinto a nuestra cabeza, acaso rezar para que, sabiendo que nuestro Planeta Tierra viaja alrededor del Sol a 1800 Km/h, esta enorme velocidad le diera un empujoncito a aquella otra fuerza horizontal para que se diera el milagrito; es decir a pesar de que el que lanzó el ladrillo no se ha movido, su existencia misma esta plena de movimiento, ahora comprendes el punto.

A:    Que ejercicio tan bonito y que explicación tan complicada, acaso no te has dado cuenta tú, si tú, tú mismo, que el ladrillo eras tú, que te han lanzado a este mundo, y que has tenido la fortuna de caer en la cuna de tu casa, que cuando el ladrillo llega a su máxima altura y comienza a caer es tu segundo lanzamiento, donde tú mismo te lanzas a la madurez de la vida adulta, y que en realidad no importa si el ladrillo cae sobre tu cabeza o al lado de tu cuerpo, porque el movimiento de ese ladrillo es tú vida, con un inicio y un fin, así que no interesa si la Tierra viaja a mayor o menor velocidad, la Tierra es la tierra que acogió tu cuna y tu vida, y por personas como nosotros este lugar es lo que es, y vienen turistas a moverse de un lugar a otro con sus camaritas de pantallas planas, porque a fuerza de trabajo humano, que es otro movimiento de ese ladrillo los artificiosos arquitectos han hecho de este lugar una morada natural y fotografiable.

miércoles, 8 de mayo de 2019

El movimiento/Jesucita Peters


El Movimiento
Autora: Jesucita Peters S.

      Hoy más que nunca he pensado en el significado del movimiento y es una asociación difícil de desligar de la vida, este viene dado desde nuestro nacimiento en este momento se espera el movimiento natural de nuestros pulmones que nos permiten respirar y comenzar a llorar dándole la bienvenida a la vida, que maravilloso este comenzar no podría ser de otra forma. 

       Pensar en este planeta que nos inunda con su movimiento de esta rutina que nos da vida, con su movimiento de rotación que nos da el esplendoroso sol del amanecer, que nos reconforta el alma para decirnos que es otro día  de retos, esperanzas y movimientos que permiten el transitar por nuestros caminos. Ese movimiento también nos brinda la llegada de la noche con su luna  y estrellas brillantes que nos hacen hacer un recuento de todo lo logrado en el  día y que nos impulsa a ponernos nuevas metas por alcanzar a lo largo de nuestras vidas y que ineludiblemente está asociado al movimiento.

       Pero que excitante cuando nuestro movimiento está impregnado de amor, dulzura, esperanza, fuerza, resiliencia  para aceptar las cosas más simples de la vida y saber que puedo ser el motor para cambiarlas  en pro de nosotros mismos y de la humanidad.

       Veo el movimiento asociado al abrir de los pétalos de una rosa que llenan el ambiente con el néctar de su aroma y la belleza de su existencia, no podría ser más bello.

       El movimiento   al ver  nacer a un potrillo  de las entrañas  de su madre y pararse de inmediato para la danza de la vida que le ofrece como reto la naturaleza.

       Las mariposas, las abejas, los pájaros encargados de la polinización de  las plantas asignado su movimiento  genéticamente para permitir el alimento de la humanidad. 

       Nada más placentero sentarme a ver el atardecer  de un día  de verano en la playa y observar el movimiento de esas nubes anaranjadas, amarillas y blancas pinceladas por el brillo del sol que pintor alguno pudiera expresar y que anuncian la llegada del atardecer que quiero guardar en mi memoria como el recuerdo más preciado de ese disfrute que me llena el espíritu. 

       Hablar del movimiento y sentir las  emociones que pueden aflorar en mí ante las situaciones de la vida  como: el nacer,  el morir, el enamorarme, el dolor, el placer,  todas ellas me permiten sentir que estoy viva,  como dejar de lado el movimiento,

     ¡Que viva el movimiento!

RELATORÍA DE MAYO

Tema de mayo: el movimiento
Lugar: Cachapas El Conuco, en San Antonio
Dia: domingo 5 de mayo
Asistentes: como en las fotos + yo

Reseña: Comimos cachapas, leimos y por último le celebramos el cumple a Maigua; una sorpresa de las anfitrionas, Doña Irma y Doña Elinor.
Por primera vez nos acompañan Aura Marina, su esposo y Antonio, el esposo de la anfitriona Elinor. Bienvenidos.
Antonio se lució, me parece... Hened trajo la luz, apareció una ardilla en el grupo, yo tomé café como para tres días, comieron cochino frito, no conocimos a Pedro el amigo de Maigualida,  la torta estaba fina.

!La pasamos fino...!








domingo, 5 de mayo de 2019

MOVIMIENTO EMOCIONAL 

Desde hace mucho tiempo, los psicólogos y estudiosos del comportamiento humano han identificado los semblantes, posturas y movimientos característicos del hombre de acuerdo a las emociones que esté viviendo.
Gracias a esos conocimientos, un profesional de dibujos animados, para mostrar que un personaje se encuentra -por ejemplo- triste y acongojado, sabe como debe presentarlo: con los hombros encorvados, con un caminar lento, suspirando, sin sonreír y con la mirada hacia el suelo. Todo lo contrario si quiere proyectar un personaje feliz, los movimientos del cuerpo son diferentes: sus desplazamientos son más rápidos, en una postura más erguida, va sonreído, habla con mayor energía y respirando más profundamente.

El entendimiento de que las posturas y movimientos que mostramos vienen determinadas por las emociones que sintamos en el momento, ha sido de una importancia extraordinaria. Pero más fascinante fue descubrir que se trata de una vía de doble sentido, en otras palabras, así como las emociones se reflejan en nuestra postura, la postura también afecta nuestras emociones. Hay que saberle sacar  provecho a ese poder transformador que tenemos en nuestras manos. Si usted pasa mucho tiempo inclinado, cabizbajo y mirando hacia el piso, muy probablemente terminará por sentirse deprimido.  Pero si se mueve derecho y esbozando una sonrisa, se sentirá mejor, y esto se debe a que nuestro cuerpo le envía un mensaje de felicidad al cerebro, y el inconsciente, que está a nuestro servicio y acata cualesquiera de las órdenes que le demos, lo acepta como una verdad e inmediatamente activa todos los mecanismos para hacernos sentir bien, como corresponde a la postura y movimiento de felicidad que hemos adoptado.
Esta técnica es tan efectiva que, en los países en donde existen servicios telefónicos para asistir a personas deprimidas en emergencia, tan pronto reciben la llamada, lo primero que le piden es que se levante y mire hacia arriba, lo que genera un cambio inmediato en su estado de ánimo. Es imposible llorar si se hace lo anterior.

Por supuesto que no queremos decir que todos sus problemas se arreglaran con tan solo pararse, respirar profundamente y sonreír, pero es un buen comienzo para que una persona, sana en términos generales, mejore su disposición emocional. Para otras, ya padeciendo de trastornos mentales mayores, no es suficiente, y deben buscar asistencia profesional especializada para que las ayuden a superar su situación.

Pero está más que comprobado que el movimiento corporal afecta nuestras emociones. Así que, algo que todavía podemos hacer para inducirnos optimismo y felicidad dentro de estas circunstancias tan difíciles que nos ha tocado vivir  es ¡movernos!
Levántese y aproveche ese sol brillante y esa suave brisa de las mañanas. Muévase, suba escaleras, de un paseo en el parque o alrededor de su casa, y al hacerlo, sonría y manténgase erguido. Claro, no es para que marche como un guardia del Palacio de Buckingham, con ello solo lograría acumular tensión innecesaria en la espalda, y lo que se busca es mantenerla derecha y relajada, de una manera natural. Hay especialistas que recomiendan que se imagine, cuando va caminando, que hay como una cuerda atada a la cúspide de su cabeza y que  suavemente lo hala por los cabellos hacia arriba. El ejercicio nos libera del estrés y genera ciertas reacciones químicas que hacen que nos sintamos bien.
Son muchas las situaciones que actualmente nos conducen a la desesperanza y la tristeza, pero también son variadas las vías que podemos tomar para recuperarnos. Acá nos estamos enfocando solo en el movimiento corporal, y el caminar es solo uno de los ejercicios aeróbicos que se recomiendan para mantenernos en ese movimiento, pero hay otros. La palabra "aeróbico" significa literalmente "con oxígeno" y abarca a todas aquellas actividades  donde se requiere respirar, tomar oxígeno, como: nadar, andar en bicicleta, subir montañas, correr e inclusive bailar. 

Practique la que más le guste y le convenga, lo importante es ¡mantenerse  en movimiento!


Lionel Álvarez Ibarra.
Mayo 2019

Club de Escribidores de Caracas: Nosotros somos MOVIMIENTO y AMOR


Participar y pertenecer al CEC es una experiencia maravillosa que recomiendo a todos. Hoy no quiero refirme a la práctica de la escritura, sino a las vivencias como grupo.
Solo el compartir cotidiano en el chat ya es bastante MOVIMIENTO. Empezando por Alberto, quien cuidadosa y persistentemente busca siempre mantenernos por el camino de la positividad y la escritura.  Más que un coordinador, es como un amoroso orientador. Siguiendo con los saludos mañaneros de Luis y Martin, quienes siempre tienen una frase positiva y nutritiva que aportar. Pocas veces falta el rey del humor, Lio, quien desde Valencia se hace sentir con sus chistes, anécdotas y también con sus bellos y reflexivos escritos. Cuando él se ausenta, Martin lo suplanta y hasta supera en eso del humor: ¡si lo sabré yo! Nuestra Gudelia, solo sabe expresarse a través de la poesía; no deja de impresionarnos con sus lindas frases cotidianas, llenas de belleza y sabiduría. Nunca falta el fresco compartir de nuestra querida Elinor, con su vivencias como madre, esposa y orientadora de adolescentes. Siempre presentes las frases maternales, protectoras y amorosas de nuestra Irma.  Ivette y Hened, nos recuerdan de muchas maneras su amor por el grupo.   Tibaire se pierde, pero luego nos contesta cada frase con su dulzura inigualable. Pily y Nancy, siempre ocupadas pero ahora más presentes. Carmen y Lele, aun desde el exterior nos saludan con mucho cariño. El nuevo miembro, Omar, empieza aportarnos poesía, ecuanimidad y sabiduría. Recordando también la alegría, las risas y el entusiasmo, de aquella chica que le encanta recordar los cumpleaños. Me comentó que a ella le gustaba que el chat se rebose  de  mucho amor y positividad para el feliz homenajeado.
Demás está decir que ante cualquier participación, surgen de inmediato muchas respuestas,  opiniones y creativos puntos de vista, a veces más serios y reflexivos, a veces llenos de alegría por los logros personales, de algún familiar o cualquier otro evento positivo.  También está de moda este año la espera feliz por el nacimiento de nietos ¿saben a quienes me refiero? Sin embargo,  en momentos también se escriben líneas llenas de melancolía, por eventos difíciles, como la migración de los hijos, repetida y dura para muchos integrantes del grupo. También los fuertes “sube y baja” por nuestra querida Venezuela, donde nos hemos escuchado, informado y acompañado en vivencias tan complejas. Cuando algún miembro así lo necesita, es bella y abundante la empatía, el apoyo, la humanidad y la sabiduría de este equipo. Creo que va  quedando claro  que aquí compartimos la vida, tanto alegrías como tristezas. Tenemos una relación  cercana y cálida; somos una familia bonita.
Pero si todo esto les perece poco amor y movimiento, ahora les cuento de nuestras protagonistas: las reuniones mensuales. Sabemos que cada uno de nosotros espera esas reuniones con ilusión y alegría. Cuando por alguna razón mayor, alguno de nosotros no puede asistir, de verdad que sentimos el lamento de tener que estar ausentes. Técnicamente nos reunimos para compartir nuestros escritos del tema del mes, pero hace bastante que esas reuniones son mucho más que eso, porque siempre es un hecho que la alegría de vernos, la positividad que nos aportamos, la diversión y la risa (que a veces llega hasta el llanto), el compartir culinario, la calidez y el cariño que nos tenemos,  hacen que cada reunión sea una JOYA UNICA. El mes siguiente vuelve a ser única y maravillosa, y así cada mes. 
Los anfitriones de cada mes se esmeran en atender al grupo de la manera más creativa y amorosa. Siempre logran que las reuniones sean un verdadero deleite. Como olvidarse de las cremitas de Hened,  del desayuno criollo de Jesucita, de la fiesta infantil de Irma y Eli, de las “bolas criollas” de Ivette “la reina del selfie”, de los chocolates y el amor del Arcángela, del extraordinario anfitrión de la Casa Club, donde tanto amor no tan “secreto” hemos recibido.  Los “toques” musicales también han estado presentes: la reunión de baile de Hened y el karaoke de Eli. En fin, imposible mencionar casi 5 años de reuniones, pero cada una ha sido especial.
Y en esta ola de movimiento y amor  en la que nos conectamos cada día, cada uno de nosotros pone lo mejor de sí mismo aportándolo al grupo a su manera, con una linda autenticidad. De la misma manera, la esencia de cada uno es recibida, valorada y respetada. Es así como cada uno de nosotros hemos sido receptores de toneladas de amor, humor, optimismo, alegría, entusiasmo,  ecuanimidad, empatía,  humanidad, creatividad, apoyo y mucha, pero mucha risa.
Así somos NOSOTROS: VARIEDAD, DIVERSIDAD, MOVIMIENTO Y AMOR. Así es la “magia” de estar juntos.
Mis queridos escribidores, tienen un espacio importante en mi corazón
Los quiero mucho
Maigua
Mayo, 2019

sábado, 4 de mayo de 2019

Moverse en círculos


Tal como somos, actuamos, y tal como actuamos, somos. Ese es un postulado de la ontología del lenguaje. Eso implica movimiento, que se logra a través del actuar. Ahora bien, puede ser cualquier actuar o puede ser un actuar deliberado, constante  y consciente que nos hace obtener los resultados esperados y así, el ser del que queremos llegar a ser. Es así como es el  ser, se puede cambiar a través de los movimientos voluntarios del “estar”. Ambos, ser y estar, han sido las parejas de la mirada ontológica desde el comienzo de la historia. Los antiguos lo planteaban como una realidad o una verdad metafísica, pero la verdad es que con esos elementos,  es que podemos construir nuevas entidades, formadas  con tesón, interés, esmero, estudio y aprendizaje. Se trata quizá de revolucionar, aunque parezca que llegar nuevamente al punto de partida asemeje que perdimos el tiempo. No es así, regresamos diferentes, regresamos reconocidos y mayormente, aceptados.

Para movernos y revolucionar, necesitamos herramientas. Desde la psicología positiva y sus nuevos postulados  para alcanzar el bienestar duradero, es que necesitemos las virtudes que han derivado en 24 fortalezas. En los test de búsqueda de nuestras fortalezas, las encontramos ordenadas de la de mayor uso a la de menor uso. Nos fijamos en las 24, y con ellas decimos como vamos a alcanzar la mejor versión de nosotros mismos, sin parar en observar mucho, en las virtudes capitales que nos constituyen, o en aquellas fortalezas que con menos frecuencia usamos. Pero, ¿qué tal si esas fortalezas, las alejadas de las más usadas, no las reconozcamos ni tengamos distinciones para nombrarlas o reconocerlas como personas?. Siendo así, ¿son objeto de poder ubicarse distinto en algún momento?

El interés del presente ensayo es solamente el evidenciar la falta de conocimientos que tenemos de nuestras 24 fortalezas de carácter, cuando mayormente distinguimos quizá solo aquellas que tienen que ver más con la resiliencia, el trascender en el perdón auténtico, o el desarrollo de la gratitud, que nos acerca a la auténtica felicidad. Mi propuesta se orienta a que ese movimiento que vamos a emprender, a esa revolución interna, a ese viaje, se consolide el aprendizaje de todas y cada una de nuestras fortalezas de carácter, ahora vistas como super poderes que nos permiten acometer algún trabajo, labor o proyecto específico.

Conocer el mundo de posibilidades de poderes de cambio, nos va a permitir al terminar la revolución, a tomar decisiones que serán acciones que van a modificar al ser, porque tal como actuamos, somos. Se trata de ser diseñadores de nosotros mismos, en forma deliberada y permanente. A veces, no se trata de resultados inmediatos; se trata de generar el hábito que nos conduce a la maestría en el uso del super poder. De allí, ya no seremos los mismos, aunque dejemos de usar un poder determinado, cuando las circunstancias, los anhelos, las añoranzas o las necesidades ya hayan cambiando y sintamos el deseo de ser distintos, al demandar cambios. Distintos, a veces no significa ser mejores, sino contar con nuevas herramientas que nos permitan atender las nuevas condiciones de vida.

El manejo de las emociones positivas también requiere del uso de ciertas fortalezas que quizá no se encuentren en nuestro repertorio. Eso es la maravilla de esto que nos pasa; no somos estáticos aunque nuestra personalidad original prevalezca, la cual en el entendido de la creación del habito, podamos trascenderla y ser personas distintas. Con el tiempo, con el amor y el uso, quizá  podamos ser las personas que anhelamos ser, aquellas que siendo parecidas, hayan crecido en el conocimiento de la potencialidad que nos da el uso de todas las fortalezas de carácter. Una forma de empezar, es conocer cada una de ellas y dedicarle un tiempo generoso a su uso y desarrollo. Somos súper héroes, la vida nos ha dado súper poderes, ahora depende en invocar a la que nos haga falta  en el maravilloso proceso del bienestar y al final, de ser feliz, auténticamente feliz.
Alberto

Una otra mirada


      Alejada del tiempo comencé a divagar sobre lo que es  el movimiento. Entenderlo es  más sencillo para una mente práctica. En mi caso,  como los poetas y los locos, me otorgo licencia para inventar y entender de forma diferente. La razón  humana define el movimiento como “fenómeno físico que se traduce en  cambios de posición  en el tiempo”. ¿Fenómeno físico?  Es decir que las emociones, inspiraciones y anhelos no se mueven. ¿Qué sería de nosotros  sin sueños que se hacen realidad, sin anhelos cumplidos, sin inspiraciones que se concretan?  Si queremos que el movimiento  tenga sentido  para la complejidad que somos, sólo podemos entenderlo como  un mundo sin frontera donde todo movimiento tiene cabida.
      Si hablamos de propiedades inherentes al movimiento, en mi divagación oigo a la física decir” la trayectoria del movimiento es  línea imaginaria”.  Y la imaginación es libre y altanera. Como la vida, sabemos dónde comienza, pero nadie sabe dónde termina.   La distancia y la aceleración dependen de la pasión que queramos imprimirles. La ilusión es  la energía  que marca la posición.
      Apareció un sabio, Issac Newton. Enunció  y explicó leyes que rigen el movimiento.  Imposible refutarlo. Cuenta  hechos que afirman realidades. 
     La Primera Ley de Newton (La inercia) dice: “cuando un objeto se desplaza a una cierta velocidad, seguirá trasladándose a esa misma velocidad en tanto y cuando no exista una fuerza externa”. ¿Cuál es esa fuerza que quita el aburrimiento, la rutina de  la vida? A riesgo de lugar común, solo conozco dos fuerzas: el amor y la muerte. Como hoy es día de fiesta hablaremos del amor. 
    En la continuidad de los días el amor nos desnuda, nos expone. Es la fuerza a la que nadie escapa por presencia o por ausencia. Nos despoja de ese ser que se niega a abandonar su trinchera. Fuerza arrolladora que nos transforma.
     En La Segunda Ley de Newton (Fuerza, masa y aceleración), se establece que” al ejercer fuerza externa sobre un cuerpo, éste se desplazará en el mismo sentido de la fuerza en forma proporcional a la magnitud de la fuerza y la masa aplicada”.
    Hablar de magnitud de la fuerza  es enunciar la pasión, sufrir arrebato, delirio, entusiasmo. Ser capaz de amar sin duda y no vivir la vida como extranjeros de nosotros mismos. La pasión es el placer de amar sin límites lo que somos y  no podemos dejar de ser.
   La  tercera Ley de Newton  (Acción y reacción) explica: “al ejercer una fuerza sobre un objeto, siempre se presentará una fuerza en sentido contrario de la misma fuerza”.
   Dualidad de contrarios en los que se mueve el amor, su doble cara. Recuerdo aquel verso de Miguel Hernández: “Cada día me siento más libre y más cautivo”
    El amor es pasión, emoción, éxtasis,  pero también  es paz, sosiego y refugio. Es olvido y recuerdo, pregunta y respuesta. Isla anclada a la roca pero también continente. Anhelo de eternidad o  vivencia del instante entre la brevedad de la piel y  el final del infinito. Es vientre y es desamparo. Posesión y  parto. A veces llaga, a veces cura. Es aliento prolongado en un suspiro. Es el regalo de un milagro o herejía que reta a Dios. Es besos, también martirio. Es universo y detalle. Puede ser que, al mismo tiempo, sea axioma y confusión; fidelidad constante del cariño honesto que se da y,  así mismo, se recibe.
     Sea en física o poesía, el amor es privilegio, el amor es movimiento que si no se mueve  muere.

Irma Wefer

La ley de las galletas

Recuerdo que hace algunos meses Martín propuso en el club de los Escribidores el tema de "La Guayaba" (estarán pensando ¿Qué relación tiene eso con el movimiento? y es que en aquella oportunidad  escuché "Guayaba" e inmediatamente lo asocié con las famosas galletas Newtons, con el tema del "Movimiento" me sucedió similar, súbitamente pensé en las Leyes físicas del movimiento según Newton; no me extraña que me haya sucedido así siendo hija de una licenciada en física y profesora de la materia, y habiendo crecido escuchando sus enunciados.

La primera ley de Newton postula que un cuerpo no puede cambiar por sí solo su estado inicial, ya sea este reposo o movimiento rectilíneo uniforme, a menos que se le aplique una fuerza o una serie de fuerzas. Newton retoma así la ley de la inercia de Galileo (la tendencia de un objeto en movimiento a continuar moviéndose en una línea recta a menos que sufra la influencia de algo que le desvíe de su camino). Lo novedad histórica del postulado de Newton era el agregado de que él toma en consideración que los cuerpos en movimiento están sometidos constantemente a fuerzas de roce o fricción que los frena de forma progresiva y no exclusivamente al ejercicio de una fuerza adicional. En consecuencia, un cuerpo se desplaza en "movimiento rectilíneo uniforme" solo si no existe ninguna fuerza externa, o escrito de otro modo, un objeto en movimiento no se detiene si no se le aplica una fuerza, incluyendo el roce o la fricción. 

Observando un ejemplo cotidiano: imaginemos a una pareja de enamorados que se mueven de modo rectilíneo uniforme, en el lenguaje común a eso lo denominamos "relación estable"; antes de que Newton postulara su primera ley en 1687 todos pensaríamos que si este par de enamorados no se ven sometidos a una fuerza externa que anule o modifique su movimiento inerte y los haga detener  o modificar el curso que llevaba su relación, continuarían constantemente moviéndose de forma natural en lo que ya dijimos que conocemos como relación estable. Tendiendo así al error; por ignorar la fuerza del roce o fricción  a la que todos los cuerpos en movimiento están sometidos constantemente y que no por pequeñas y prácticamente despreciables pasan como un peligro inadvertido, éstas frenan de forma progresiva el movimiento uniforme de la pareja des-estabilizando la relación..

En las relaciones hay que cuidar esos pequeños detalles, para pulirnos y reducir el roce o fricción, y así matemática y físicamente el riesgo de terminar "enguayabado" o con un "guayabo". ¿Será así que se conectan las galletas con las leyes de la física?

 Elinor Ribas.

jueves, 2 de mayo de 2019

Tema de mayo 2019

Club de Escritura Creativa y Psicología Positiva
"Club de Escribidores de Caracas, CEC"

Reunión de mayo 2019
Tema: el movimiento
Host: Doña Irma y Doña Elinor
Fecha: Domingo 05 de mayo de 2019
Hora: 11 am
Lugar: San Antonio

Nota: El tema es en honor de Maigua y su amigo Pedro. Toda una historia en si misma que amerita que nos reunamos en el lugar de los acontecimientos, si Dios, y el país en caos, lo permite. También celebramos que nuestra querida psicóloga Jesucita hace un viaje largo para graduarse de abuela.

"HACIA LOS PRIMEROS 5 AÑOS DEL CLUB"



Imagen de : aminoapps.com